Día de la Mujer: Empresarias para el Desarrollo Argentino

Compartimos el comunicado de ENAC de cara al #8m. Además, y con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, la Comisión de Género de ENAC llevó adelante una serie de iniciativas que incluyeron un encuentro entre socias de la Asociación y un video institucional para visibilizar las políticas del sector.

photo4990150561252879152

Comunicado de ENAC de cara al #8M

Desde la Asociación de Empresarios y Empresarias Nacionales, entendemos que la inclusión contribuye a la igualdad, y que la igualdad a su vez es condición necesaria para el desarrollo de las pymes argentinas, los sectores profesionales, las cooperativas, los organismos de gobierno y todas las entidades público o privadas que constituyen este país. Si hablamos de un tipo de desigualdad en Argentina, estructural y cultural es la existente entre los varones, mujeres y diversidades. 

 Es por eso, que en primer lugar decidimos empezar por casa. Creamos un protocolo de género para la Asociación, y para que las empresas asociadas puedan implementar y trabajar en sus empresas, constituimos una comisión directiva con paridad de género, armamos una comisión de género que es eje trasversal para la Asociación, y damos los debates hacia dentro y hacia afuera que creemos necesarios en torno a toda acción, medida, y proposición de políticas privadas que tiendan a la equidad de género. 

Sin embargo, y desde el último comunicado del 8 de marzo de esta Asociación, hay temáticas a nivel nacional que como Asociación Federal empresaria nos conciernen, y que vemos aún sin avance a pesar de los intentos colectivos de las mujeres para converger en determinados temas que nos preocupan. 

Dentro de la crítica situación económica que atraviesa la Argentina, las mujeres son las que sufren los mayores niveles de desempleo y precarización laboral: Ganan un 29% menos que los varones en el trabajo formal, y un 35,6% menos en el trabajo informal. La mitad de las mujeres desempleadas son jóvenes, y representan el 23% total de la desocupación. Un dato más alarmante es que la tasa promedio de la participación de las mujeres en el mercado laboral es de 49,2%, 21 puntos porcentuales más baja que la de los varones (71,2%).

Se observa además en la Argentina, un fenómeno de segregación en la participación de mujeres en determinados empleos y puestos jerárquicos. Los varones constituyen el 57% del total de los ocupados. De ellos, el 8,5% de los varones tienen puestos de jefatura o dirección, mientras que este porcentaje en mujeres es del 4,7%.

Actualmente en Argentina la principal ocupación de las mujeres es el servicio doméstico remunerado: Representa el 16,5% del total de empleo de las mujeres ocupadas y el 21,5% de las asalariadas. Cobran prácticamente la mitad de un salario mínimo, y son las trabajadoras más pobres de toda la economía. 

En nuestro rol de ser las otras empresarias, no podemos dejar de remarcar la problemática de la brecha económica y salarial, la desigualdad en el tipo de tareas y roles que cumplen las mujeres al interior de las empresas, las tareas de cuidado no remunerativas, las situaciones de violencia y acoso laboral, el prejuicio para la toma de empleo si la persona es mujer, la falta en grandes empresas de guarderías o jardines infantiles, y la necesidad de que las mujeres siempre tienen que dar y demostrar más que el hombre, aunque esté más capacitada o tenga más experiencia en determinada tarea o empleo. Es por esto que desde Enac nos damos la tarea de resolver estas problemáticas al interior de nuestras empresas e institucionalmente contagiar al resto de las pymes argentinas para que hagan acciones al respecto. 

Como ya conocemos, el fenómeno de la desigualdad patriarcal es cultural y estructural y por tanto la respuesta debe ser también en los mismos términos. 

Deben realizarse desde el ámbito público y privado herramientas de diseño y de políticas que tiendan a equilibrar la balanza. En este aspecto, desde Enac apoyamos la moratoria generada por el gobierno nacional en 2019, teniendo en cuenta que el 73,4% de quienes poseen una jubilación con moratoria son mujeres, aunque la brecha jubilatoria con los varones asciende a un 12,2%. También, teniendo en cuenta que 1.900.000 personas que reciben la AUH tienen una deuda con el organismo, la decisión de re perfilar las deudas con Anses, es una opción para paliar la crisis económica de las mujeres, al igual que la implementación de la Tarjeta Alimentaria. 

Acompañamos además, la primera reunión convocada por el ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad, de la Mesa Interministerial de Políticas de Cuidados. 

Desde Enac también difundimos y apoyamos el programa Yo Te Sumo, que promueve el entrenamiento laboral para la población joven, y que genera beneficios adicionales para las pymes en caso de contratar mujeres que hayan sufrido violencia de género, o que sean parte de las diversidades, es una política clara que contribuye al acceso al empleo. 

Además, las otras empresarias de Enac pudimos acceder a los programas Repro, a los diferentes programas de inversión y desarrollo planteados por el gobierno nacional, como el Programa de Emprendimientos dinámicos a través de aportes no reembolsables. Estas herramientas político económicas ayudaron a nuestras mujeres emprendedoras y empresarias a sostener sus empresas, renovarlas, y ampliarlas lo que significó un aumento además de empleo para mujeres que se encontraban fuera del ámbito laboral. 

Sin embargo vemos la necesidad de incrementar más políticas económicas pensadas y diseñadas para las mujeres desempleadas, en situación de pobreza, en situación de falta de acceso a la formación de cualquier tipo para el acceso al empleo, la falta de protocolos de género en las empresas por obligación y no por voluntad, la falta de interés en la temática por parte de sindicatos y otras entidades empresarias son situaciones de gravedad que aún no han sido tomadas en cuenta de manera íntegra. 

Creemos que los techos de cristal no se romperán por voluntarismo, sino por una política de estado que acompañe y haga de guía y vigía del cumplimiento de políticas públicas. La brecha salarial sólo cambiará si se comienzan a tener las tareas de cuidado como una tarea también económica que suma al PBI nacional, y si el estado con sus organismos correspondientes ejerce el control necesario para que las empresas paguen por misma tarea, mismas cantidad de horas, mismos salarios, ampliando el segmento poblacional de mujeres alcanzadas por políticas de estado. 

En este 8 de marzo como Asociación Nacional de Empresarios y Empresarias Nacionales para el desarrollo argentino, validamos nuestro compromiso por la equidad de género en las pymes argentinas y por más y mejor compromiso del sector privado en la inclusión para la igualdad en un país que no tiene más tiempo para perder en el camino del desarrollo.

Encuentro de Las Otras Empresarias

 photo4990150561252879145

Integrantes de la Comisión y Socias de ENAC en general participaron de un encuentro para reflexionar acerca de la necesidad de fortalecer el rol de las mujeres en el ámbito de la representación empresarial. Además, uno de los objetivos fue el de promover lazos de solidaridad y cooperación entre las socias y, al mismo tiempo, escuchar las necesidades comúnes en búsqueda de políticas de género que puedan fortalecer la presencia de las mujeres en las pymes y el aparato productivo.

Durante este desayuno, las distintas participantes; entre las que se encontraban empresarias textiles, industriales y emprendedoras; pudieron dar a conocer sus emprendimientos y actividades. También, al compartir experiencias comúnes, se potenció la posibilidad de entablar vínculos en el futuro entre las diferentes empresas.  

Participaron de la actividad: Andrea Meandri, Liliana Paez, Daniela Vselko, Silvia Giudice, Gabriela Gaglianone, Inés Allievi, Ana Valeria Blanco, Brenda Ríos, Noel Galián, Patricia Shimamoto, Roxana Freynkel y Romina Savastano.

Video Institucional: Este 8M, #VamosPorMás

La segunda iniciativa de cara al 8M consistió en un video que se proponga visibilizar el trabajo cotidiano de las mujeres y disidencias en las pymes socias de ENAC, junto con las iniciativas que fomenten la inclusión y participación de género en las mismas.

Para ello, el video reúne algunos ejemplos de los testimonios de las socias, empresarias y colaboradoras de la Asociación, donde se muestran logros y acciones realizadas en pos de la participación de género. 

Te puede interesar